Algunas ideas

La sociedad en la que vivimos tiene hoy un buen número de problemas que han de ser afrontados. Si durante el ciclo de crecimiento económico que protagonizamos vemos como en demasiadas ocasiones la pujanza económica no siempre se corresponde con una mejora de las condiciones sociales y medioambientales, en la situación en la que estamos inmersos nos sitúa igualmente ante una situación preocupante, de emergencia.

Es nuestro cometido, ofrecer respuestas en los ámbitos de la Responsabilidad Social (RS) Medioambiental, por ello, lo propio es proyectar un programa en el que se subraye el concepto de RS Medioambiental y cómo incide en el apoyo a la minoración de los problemas ambientales tan acuciantes que ciernen sobre nuestras Islas y sobre el planeta como consecuencia de nuestras actividades. En este escenario, ofrecer propuestas es una de nuestras prioridades. 

En sentido amplio podríamos señalar que abordar la vulnerabilidad medioambiental existente en los modernos estados del bienestar es nuestra meta. Ante esta situación, a lo que no se le ve nada coyuntural, debemos afrontar con valentía la cuestión acerca del modelo económico y social que estamos construyendo y el futuro deseable y posible que queremos ir alumbrando. Sin ir más lejos, nos referimos a,

<< Cómo mejorar los cambios, que se corresponde con el debilitamiento del fuerte vínculo que existe entre actividad económica y emisión de GEI, y cuidar el MA en la vida cotidiana, tanto dentro como fuera del entorno laboral >>

Entendemos que es posible construir una sociedad cohesionada en base a niveles cada vez mayores de RS Medioambiental. Por ello, no es conveniente construir un modelo económico y social en el que resulten determinantes los criterios y valores meramente economicistas, basados en el éxito y el beneficio a corto plazo a costa de todo, incluidas las personas y el medio ambiente: hay que poner coto a la precariedad y al empobrecimiento social y medioambiental.

Son muchas las cuestiones y pensamos que en un periodo de crisis como el que vivimos puede ser propicio realizar un debate de calado, con la mayor participación posible, en la que las diversas propuestas se trasladen a la sociedad y se cotejen, para ir tomando las decisiones más adecuadas en cada momento. Nos negamos a permanecer con los brazos cruzados ante la deriva cada vez mayor de nuestros pilares medioambientales.

Un derecho realizable, y no tan complicado, trataría de aplicar propuestas partiendo del bien común. Esas propuestas con el buen sentir de la sociedad serían nuestra prioridad. En estos últimos años, en unas condiciones adversas, hemos conseguido avanzar, y lo hemos conseguido gracias a la RS y a la presencia de su compromiso permanente. Así logramos y lograremos seguir avanzando en el impulso de la RS Medioambiental de la Sociedad.

El progreso en este quehacer, impulsar la RS Medioambiental, nos necesita a todos sin excepción. Tenemos la oportunidad y la necesidad de asentarla en el mundo global en que vivimos. Vean nuestra apartado ACTIVIDAD aunque la Custodia del Territorio es un capítulo poco tratado por La Tirajala, una pena.