Ola de Energía

Seccion: 

Cuando hablamos de Cultura de la Responsabilidad Social Medioambiental, hablamos de un elemento de progreso y de Cultura para una aplicación correcta a realidades concretas...

Enfocar un proyecto para adquirir Cultura, nuestro caso, no sólo es hablar de Centros de Educación y Formación al servicio de las personas, porque la realidad es que es una labor de muchos, y más habiendo bloques culturales; cultura ecológica, musical, culinaria, etc. Para adquirir -una educación cultural- no se puede atribuir a un único sujeto, sea la Familia, el Estado o las Organizaciones sociales.

Sabemos que, además de las competencias y destrezas en cómo mejorar los cambios y cuidar el MA en la vida cotidiana, tanto dentro como fuera del entorno laboral, hay que cuidar el marco informativo/formativo, es decir, los modos, el escenario, el temario, los incentivos, etc., dado que, desde nuestra concepción de las personas, estamos en un mundo de pasiones, sentimientos, estilo de vida, etc., por ello, también será necesario profundizar en los derechos individuales y colectivos.

El tiempo y su “hostigamiento” se nos han echado encima, ¿nos cogerá preparados? La Cultura se adquiere con el tiempo. Los eventos se subcontratan para una fecha determinada pero no es el caso de la Cultura, ésta está para arraigarse, necesita tiempo.

A medida que nos acercábamos a 2019, hemos ido conociendo el resultado de nuestros esfuerzos, sobre nuestra responsabilidad, podemos decir que hemos dado pasos positivos.

¿Qué hemos aportado? El catálogo de acciones está más o menos establecido pero quizás no se ha cifrado la respuesta a las preguntas: ¿con qué oferta educativa/formativa hemos enriquecido la Cultura de la RS Medioambiental?, ¿qué tiene de original?, ¿con qué proyectos MA hemos contado para impulsar la RS Medioambiental?, ¿cómo hemos respondido, es decir, mejorado nuestras actuaciones?, porque nuestras aportaciones relacionadas  con el enfoque de ofrecer, ideas, conocimientos y recursos, sigan vivas por parte de la Sociedad, para ello, éstas han de ser de calidad y con una sustancial participación. Hemos de fijar porcentajes de participación, rectificados respecto a precedentes, previsiones, etc. La cantidad global será siempre considerada insuficiente pero da idea de convicción, de compromiso.

Lo que todos hemos decidido, poniendo a disposición de la sociedad canaria -ideas, conocimientos y recursos- es impulsar la Cultura de la Responsabilidad Social Medioambiental y suscitar la puesta en marcha de proyectos Medioambientales–  pero, para ello,

<< Lograr una OLA DE ENERGÍA Institucional, Empresarial y Ciudadana en este quehacer es obligado >>