Crisis, Innovación, Juventud...

Llamamos innovación a la capacidad de encontrar algo diferente a lo que hemos hecho hasta el momento y saber aplicarlo, tanto dentro como fuera del mercado laboral, porque lo único importante es salir adelante y superar lo que se viene llamando "la crisis", que es lo que nos hace buscar continuamente soluciones. Se trata de un proceso por el cual los individuos desarrollan las capacidades que tienen en su interior, capacidades que se adquirieron a través de la formación y más; la experiencia que hemos adquirido en el día a día, etc.

Estamos convencidos de que todas las personas tenemos potencial dentro de nosotros mismos, pero para poder desarrollarlo debemos trabajar la estimulación, tanto mental como emocional, la apertura a nivel de prejuicios y otras escenarios como la disposición de ánimo o la concentración.

Quizás ha faltado capacidad de reacción por parte del sector público, empresas, sindicatos y sociedad, en general. Las tasas de paro que conocemos nos sitúan en unos niveles muy preocupantes, de una magnitud de la que no se podía esperar pero, siempre, siempre, hay que actuar con oportunidad.

Esta es la forma propia de superar obstáculos, no sólo en estos tiempos difíciles sino en la vida cotidiana, ser proactivos por la innovación y con oportunidad. La mejor forma de reinventarnos a nosotros mismos es creyendo en lo más importante que tenemos, nuestro Capital Humano, las personas que componen nuestra Sociedad y, desde los "altavoces" del mundo adulto, se cuente con los jóvenes bastante más, fomentar su empoderamiento, o sea, que sea un sujeto responsable y consciente de sus capacidades para poder desarrollarlas y convertirse en agente activo en la vida pública. Así, tarde o temprano, sumando, generaremos no sólo Competitividad y Calidad de vida sino que visualizaremos el Mapa de Talentos y nuestro Capital Social.

¡Un artículo con potencial...! Puede que otro día le de un empujón...