El coche eléctrico: ¿una realidad?

El coche eléctrico ¿una realidad? Finalmente parece que tanto fabricantes como políticos están trabajando para que los coches eléctricos estén rodando por las calles, después de un tiempo en el olvido desde su creación. La coyuntura ha cambiando debido al encarecimiento del petróleo, cada vez más escaso, y también la preocupación por la emisión de gases contaminantes, el calentamiento de la Tierra... Es el desafío de los próximos años, el que se ven cada vez más coche híbridos (gasolina-electricidad) y eléctricos, y aún hay margen de mejora en lo que concierne a las baterías de alimentación y a la expansión de los electro-surtidores.

Surge otra disyuntiva, que se trata del origen de esa electricidad consumida por los coches eléctricos, más de un noventa por ciento de la que se produce en España proviene de combustible fósiles. El papel de las energías renovables es ínfimo. Sería interesante, el fomento de las renovables por los gobiernos o por otro lado el desarrollo e implantación de otras tecnologías en la propulsión de los vehículos (motores de pila de combustible a base de hidrógeno por ejemplo).

Este año 2013 la partida presupuestaria de subvenciones para la compra de coches eléctricos es de 10 millones de euros, otorgándose un máximo de 5.500 euros por primera unidad, mientras en año anterior era de 49 millones. Según fuentes del Ministerio de Industria; Energía y Turismo los incentivos aplicados al impulso de vehículos eléctricos en los dos últimos años han contribuido a evitar la emisión de 75.000 toneladas de CO2 y el ahorro de 150.000 barriles de petróleo.

Lo que sigue estando claro es que el negocio de las petroleras, con su fuerte influencia impide que se desarrollen otras fórmulas muy necesarias por muchas razones, ambientalmente más sostenibles.