Reciclaje

A lo largo de las últimas décadas, la ciudadanía es cada vez más consciente de cómo sus hábitos pueden influir de manera positiva o negativa en la conservación de nuestro entorno. Los sucesivos fenómenos, en los que se refleja el deterioro del Medio Ambiente derivado de la actividad humana, hacen que se manifieste la preocupación ciudadana y se intente ubicar la protección del entorno en el centro de las discusiones.

El cuidado del medio ambiente se ha integrado como un valor a tener en cuenta en nuestra toma de desiciones personales, así como en el desarrollo socio-económico. De acuerdo con esto, se evitan todas aquellas conductas y desiciones que puedan generar daños o un gran impacto en el ambiente que nos rodea.

Leer más

En el proceso de reciclaje hay dos pasos sucesivos bien diferenciados, uno es la recolección de los materiales de desperdicio y un segundo, la transformación en otros productos o materias primas. La separación correcta de los materiales que componen la basura es clave para un buen aprovechamiento de los residuos. Por ello es que nuestra concienciación y hábitos de reciclaje contribuyen a una menor degradación del planeta.

Desde el ámbito doméstico, es necesario conocer qué se puede reciclar y dónde hay que depositarlo, porque no siempre se acierta de contenedor, por ejemplo en el contenedor amarillo se recoge un 25% de residuo impropio, es bastante menor la confusión en el caso del contenedor azul y verde con un 5% y 2% respectivamente de residuos impropios. A continuación una idea de lo propio y lo impropio:

Leer más

Los ciudadanos estamos cada vez más concienciados acerca de nuestra responsabilidad medioambiental y de la importancia que tienen nuestras acciones para el futuro del planeta. Dentro de este compromiso, el reciclaje de los residuos que generamos juega un papel clave en la preservación de nuestro entorno.

Porque reciclar es una actitud que tiene muchos e importantes beneficios para el medioambiente: a través del reciclaje no sólo se consigue un ahorro de materias primas, sino que también se evita la emisión de CO2 a la atmósfera y el ahorro de agua y energía.

Y en esta tarea, los ciudadanos somos los protagonistas. Con un gesto tan sencillo como separar nuestros envases y depositarlos en el contenedor adecuado, podemos contribuir enormemente al cuidado del planeta.

Leer más

En 2012, se recicló el 70,3% de los envases adheridos a Ecoembes. (Todos los datos de reciclaje en España pueden consultarse en el Barómetro)

El 72% de los ciudadanos afirma reciclar todos o casi todos sus residuos a diario.

Beneficios ambientales

Desde que comenzó su actividad, en 1998, en España se han reciclado 12,8 millones de toneladas de envases, lo que supone un ahorro de:

12,6 millones de toneladas de CO2, que es lo que consume un coche en dar la vuelta al mundo más de un millón y medio de veces o diez millones de viajes en avión entre Madrid y Tokio.
14,5 millones de Mwh de energía, la energía consumida por los habitantes de Valencia y Bilbao durante un año.
343 millones de m3 de agua, el consumo anual de agua de 5,5 millones de ciudadanos, equivalente a la población de Barcelona, o lo que contendrían 147.000 piscinas olímpicas.

Leer más

Ahondando en el proceso del reciclaje de materiales, pocas veces analizamos las tipologías de los residuos que almacenamos a diario en nuestros contenedores específicos. El plástico, entre otros, cuenta con multitud de variedades según el material y el método de producción o tratamiento. A continuación, intentaremos resumir los tipos más habituales:

- PET( Polietileno Tereftalata): Probablemente se trate de uno de los más habituales de nuestro día a día. Es el más empleado para los envases de alimentos y bebidas, tales como las botellas y botellines de agua mineral. Su descomposición puede prolongarse hasta los 150 años. Su proceso de reciclado puede hacer que se torne en piezas para muebles, automóviles e incuso en nuevos envases de alimentos (retornables). Recientemente se ha descubierto un nuevo método para fabricar botellas de PET reciclado que ahorrará costes para las empresas transformadoras.

Leer más

Sección: Guía

Los Residuos Sólidos Urbanos ( RSU ) y la Sociedad. Como parte de nuestra vida cotidiana, los RSU y los ciudadanos estamos obligados a la convivencia diaria. Por ello debemos evolucionar no solo en la generación ordenada de los mismos, sino además, en su tratamiento y recogida. 

A lo largo de las últimas décadas se han desarrollado diversos sistemas para su gestión, que afectan tanto económicamente como en lo práctico, desde maquinaria excesivamente costosa hasta mecanismos extremadamente sencillos y en ocasiones defectuosos. Claro está que se han intentado desarrollar con la mejor intención pero desgraciadamente en muchas ocasiones suele primar el beneficio económico a partir de su venta, distribución y posterior mantenimiento. Esta política lamentablemente recae en el ciudadano como afectado final. Es por ello por lo que las administraciones y las empresas privadas deben involucrarse de forma ejemplar por la parte que les corresponde en minimizar los posibles perjuicios.

Leer más

Comentamos en otro artículo que la Innovación, sea Institucional, Empresarial o Personal, no es otra cosa que "hacer las cosas bien y cada día mejor". Cuando decimos -hay que innovar- estamos apelando a esta idea y hacerlo -de manera sostenible- quiere decir que "hay que hacer las cosas bien siempre".

Con relación al caso del SIG que despliega Ecoembes quisiéramos destacar lo siguiente:

En primer lugar, subrayar que la innovación es un medio para alcanzar unas metas concretas en términos de resultados de competitividad, sostenibilidad o cualesquiera que sean los objetivos planteados. Y en segundo lugar, acentuar la importancia de la investigación como elemento básico generador de innovación.

Leer más

Sección: Ecodiseño

En anteriores ocasiones hemos analizado los diferentes residuos a reciclar, el tipo de contenedor al que debemos acudir, los errores más comunes, etc. No obstante, conviene conocer el largo camino que recorren estos materiales hasta que se les concede una segunda vida.

Una vez consumidos los productos, el envase deja de cumplir la función para el que fue creado y se convierte en residuo. En esta primera parada de la ruta del reciclaje, el ciudadano debe ponerse a los mandos y echar mano de su concienciación ecológica para contribuir al medioambiente. En este proceso participa activamente Ecoembes, colaborando con las administraciones locales y autonómicas para que más de 46 millones de españoles puedan aportar su grano de arena a este proceso de reutilización de materias.

Leer más

El mundo del reciclaje cuenta con un abanico amplio de posibilidades aún por explorar. Los núcleos familiares han ido dando pasos de gigante hacia un futuro sostenible con la proliferación de los diferentes contenedores específicos de residuos y la instalación de recipientes dedicados a tal fin en los propios hogares.

No obstante, se palpa en la ciudadanía un general desconocimiento sobre la labor de los puntos limpios y la ubicación de estas instalaciones en su localidad más cercana. Se trata de emplazamientos escogidos como depósito gratuito de aquellos residuos que no son admisibles en los contenedores de restos orgánicos.

El "Punto Limpio" es un Centro de Recogida Selectiva de Residuos Domésticos y Asimilables que de forma GRATUITA está puesto a disposición de la ciudadanía para que deposite aquellos materiales que son susceptibles de ser reciclados, reutilizados o valorizados, es donde deposito productos como pilas, aceites, muebles, electrodomésticos y otros productos.

Leer más

En el tratamiento de Residuos, no sé cuál fue el objetivo marcado para los próximos años, pero lo propio sería llegar a los niveles de reciclaje de los países más avanzados de Europa. Por ello, revisar los niveles obtenidos y analizar las medidas a implementar para seguir avanzando hasta alcanzar o superar los niveles obtenidos en los países más avanzados de Europa es un buen propósito.

Es del todo conocido que en la medida en que se han ido poniendo los medios, los distintos contenedores, los resultados han ido mejorando pero todo apunta que se está ralentizando. Para avanzar, en otros ámbitos, se ha abordado el contenedor para residuos orgánicos, el quinto contenedor y funciona, pero hay que reconocer que tantos contenedores hace a la calle cada vez más fea; no nos gusta. ¡Quedémonos en cuatro…!

Leer más

Sección: Comentarios

Páginas